Compartir

Evitar el pan en la dieta motiva la bajada de glucosa, elemento esencial para el organismo.

Una dieta equilibrada y ejercicio físico a diario es la fórmula magistral para bajar de peso. Comer pan supone retención de líquidos, dejar de ingerirlo no motiva la pérdida de grasa, sólo de agua y volumen.

Para perder peso y lucir la mejor imagen sin rollitos o michelines no es necesario prescindir de uno de los más deseados ingredientes culinarios: el pan. Según el médico especialista en Medicina Interna y experto en Nutrición de USP Hospital de Marbella, Félix Gómez-Guillamón Arrabal, ya no es necesario sufrir bajo las premisas de una dieta estricta, basada en proteínas, donde brillan por su ausencia los hidratos de carbono como el pan o las pastas, para reducir talla.

Así lo explica el propio doctor Gómez-Guillamón a través del libro “Adelgace comiendo pan” que publicó y que saca de equívocos a todo aquel que vincule el pan con el aumento de peso.

El pan, según aclara, es un alimento rico en hidratos de carbono, fundamentalmente glucosa, además de otros macros y micronutrientes. “La gente relaciona el pan con la obesidad, estigmatizándolo como el elemento que propicia la obesidad, pero en realidad el pan al ser rico en glucosa es fundamental para nuestra dieta”, señala el doctor.

La mala fama del Pan

A su juicio, “la mala fama del pan proviene porque nos hace retener líquido”. Lo cierto es que por cada gramo de glucógeno -elemento precursor de la glucosa utilizado como reserva en el organismo- se acumulan dos gramos de agua. De forma que cuando dejamos de comer pan, el organismo que al necesitar glucosa para vivir, vacía esos depósitos arrastrando con ello el agua que tenía acumulada. Como consecuencia, “se pierde volumen y peso, pero no grasa, que es lo que define la obesidad”, explica Gómez-Guillamón.

No obstante, la obsesión por los médicos en conseguir que la población en general ronde su peso ideal es más por cuestiones de salud que por estética, ya que distintos estudios vienen demostrando la relación intrínseca entre el sobrepeso y muchas enfermedades. Actualmente, el 53% de la población española tiene sobrepeso y el 15% es obesa, según los datos de la última encuesta realizada por la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) y la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), publicados en la campaña ‘Pierde peso, gana vida’.

En este sentido, el especialista Gómez-Guillamón, que cuenta con un máster en Nutrición y es miembro de la SEEDO, recuerda que son muchas las enfermedades asociadas al sobrepeso y a la obesidad como son: la hipertensión, la diabetes, varices, trastornos del sueño, riesgos cardiovasculares e incluso el cáncer.

Adelgazar apresuradamente

Las altas temperaturas que nos alejan de comidas muy copiosas, Gómez-Guillamón considera que es un buen momento para que gran cantidad de personas inicien dieta para tratar de eliminar esos kilos de más. Sin embargo, recomienda que se huya de las fórmulas “milagrosas” y se opte por una dieta personalizada y continuada, bajo el equilibrio alimenticio. No en vano está demostrado que “el 99% de los casos pasados dos años recuperan e incluso aumentan su peso inicial, porque no han cambiado sus hábitos alimenticios”, puntualiza. Además de una dieta equilibrada, el doctor recomienda ejercicio físico diario o cada dos días.

No hay comentarios

Dejar una respuesta